Tostadas francesas

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

6 rebanadas gruesas de pan de la víspera o de pan de molde
300 mililitros de leche
2 huevos
2 cucharadas de azúcar blanca
1 cucharadita de vainilla
mantequilla (para freír)

Tostadas francesas

Cocina:
  • 20 minutos
  • 2 personas
  • Fácil

Ingredientes

Sobre esta receta

Las tostadas francesas son rebanadas de pan duro que se empapan con una mezcla de huevos batidos y leche y posteriormente se fríen. Se suelen aromatizar con vainilla, nuez moscada o canela y se les añade azúcar. En Francia se conoce como pain perdu, que hace referencia al pan duro utilizado.

Las tostadas francesas se pueden servir en el desayuno, la merienda o como postre. Además, se pueden cubrir con ingredientes como azúcar, mermelada, mantequilla, miel, sirope, chocolate o frutas frescas.

¿En qué se diferencian la torrija y la tostada francesa?
Los dos dulces son muy similares. Sin embargo, la torrija se empapa solo en leche y posteriormente se reboza con huevo. En el caso de la tostada francesa, el pan se empapa en una mezcla que tiene el huevo incorporado y no se reboza antes de freír. Por este motivo, la tostada francesa es más jugosa por dentro.

Además, la tostada francesa se fríe con mantequilla en lugar de aceite, lo que le aporta un sabor característico.

Pasos

1
Listo

Bate los huevos en un bol. Añade la leche, el azúcar y el aroma de vainilla y mezcla todo bien. Vierte esta mezcla en una fuente honda.

2
Listo

Pon un poco de mantequilla en una sartén al fuego y cuando se haya derretido, fríe las rebanadas de pan (de una en una). Cuando la tostada tenga un color dorado, dale la vuelta con cuidado para que no se rompa y fríe por el otro lado. Pon las tostadas en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

3
Listo

Coloca las rebanadas de pan en la fuente y deja que se empapen bien

4
Listo

Espolvorea un poco de azúcar sobre las tostadas francesas y sírvelas calientes.

5
Listo

Consejos:

Es mejor utilizar pan duro para preparar este postre, ya que aguanta mejor la mezcla de huevo y leche sin deshacerse.
Si utilizas pan de molde, te recomendamos optar por las rebanadas gruesas para que no se te rompan.
A la hora de freír, no pongas el fuego muy fuerte para evitar que se queme la mantequilla.

anterior
Tocinillo del cielo
siguiente
Quimbombó con carne y plátano

Deja un comentario