Sopa Thai de Langostinos

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

500 gramos de langostinos
1 puerro
1 zanahoria
1 cebolla
1 hojas de laurel
2 dientes de ajo
1 cucharada de jengibre
1 puñado de cilantro
2 chile jalapeño chicos
1 lima
1 tomates frescos
250 mililitros de leche de coco
aceite de sésamo
aceite vegetal
sal

Sopa Thai de Langostinos

Cocina:
    • 75 minutos
    • 2 personas
    • Difícil

    Ingredientes

    Sobre esta receta

    Sopa Thai de Langostinos es la sopa más famosa de la cocina tailandesa, el Tom Yam Kung o Tom Yum Goong. Se trata de una sopa de langostinos con un punto picante y muy aromatizada, con unos matices cítricos muy interesantes.
    Hoy comenzaremos a explorar los secretos de la cocina Tailandesa, con la receta de esta Sopa Thai de Langostinos realmente espectacular. Las proporciones indicadas alcanzan perfectamente para que la disfruten tres personas como plato de entrada, aunque se hace casi imposible no repetir. Así que seguramente alcanzará para dos personas como plato principal.

    Como la comida entra primero por los ojos, es importante crear una cierta atmósfera, presentándola en cuencos orientales con sus respectivos palitos.
    Los exóticos y delicados aromas que propone esta cocina oriental, combinados con sus sabores intensos, seguramente nos ayudarán a encender todas las pasiones y dar rienda suelta a nuestros más íntimos deseos.

    Pasos

    1
    Listo

    Limpiamos los langostinos desprendiendo su cabeza con una simple rotación. Luego, retiramos con las manos los distintos anillos o caparazón que lo recubren. Finalmente desprendemos las patas. Solo le dejamos el anillo final con la cola. Si ven que al pelar los langostinos, algunos de estos tienen una especie de líquido color coral, no lo descarten!!. Son las huevas que nos darán un gusto exquisito al caldo. Reservamos las cabezas,eventualmente con sus huevas, la piel y las patas.

    2
    Listo

    Cuando ya los tenemos totalmente pelados, les hacemos una pequeña incisión en el lomo a fin de retirarles el intestino, ese hilito negruzco que es amargo y también puede contener restos de arena.

    3
    Listo

    Cuando ya lo tengamos completamente limpios, los rociamos con el jugo de media lima o limón y los reservamos en la heladera. Acuérdense siempre que al trabajar con pescados y mariscos, es fundamental que estén la menor cantidad de tiempo posible a temperatura ambiente, ya que es muy fácil que se descompongan.

    4
    Listo

    En una sartén con apenas un chorrito de aceite neutro salteamos las cabezas, la piel y las patas de los langostinos junto con un ajo machacado, la hoja de laurel, la zanahoria, un puerro entero (incluso las hojas verdes), la cebolla, el apio, todo cortado.

    5
    Listo

    Una vez que vean que todo se ha tornado de un color coral intenso y los vegetales se han transparentado, llegó el momento de agregar el agua hirviendo hasta cubrir todo. Luego cocinamos a fuego bajo por espacio de 25 minutos.

    6
    Listo

    Para terminar nuestro caldo, nos solo resta colar todo y reservar ese precioso líquido. A fin de aprovechar al máximo todos los sabores, machacamos con fuerza utilizando pisa papa o con un cucharón de madera.

    7
    Listo

    Una vez obtenido el caldo de langostinos, comenzamos propiamente a hacer la sopa Thai a fuego lento, agregándole la leche de coco.

    8
    Listo

    Rallamos la piel de una lima, teniendo cuidado de no llegar a la parte blanca del hollejo que es muy amarga. Si no la consiguen, pueden utilizar el limón amarillo. Agregamos la ralladura de lima y mezclamos.

    9
    Listo

    Cortamos finamente el jengibre y también lo sumamos a la preparación. Pelamos un tomate, le quitamos las semillas y lo cubeteamos. Luego lo agregamos a la sopa.

    10
    Listo

    Mientras se cocina la sopa a fuego lento, tomamos dos chiles jalapeños pequeños que elegimos de diferentes colores para darle más presentación al plato. Si son medianos o grandes, utilicen solo una porción de ellos, ya que son bastante picantes. Los cortamos en rodajas, y descartamos las semillas (lo más picante) bajo el agua . Luego de este procedimiento, lávense bien las manos y aún así ni se les ocurra tocarse los ojos porque la van a pasar mal.

    11
    Listo

    Con apenas un chorrito de aceite neutro salteamos los aros de chile. Segundos después le agregamos el ajo picado y los langostinos. Los salteamos apenas un minuto de cada lado. No se pasen de cocción para que no queden gomosos.

    12
    Listo

    Perfumamos con apenas un chorrito de aceite de sésamo (ajonjolí) tostado y apagamos inmediatamente el fuego. Recuerden siempre utilizar este aceite al final, porque si lo someten al calor de la llama, perderá rápidamente todo su aroma. Es importante usarlo con mucha moderación, porque su sabor es delicioso pero bastante invasivo.
    Comenzamos a colocar los langostinos dentro de los cuencos. A los que van abajo les retiré la cola para que se puedan comer sin problemas.

    13
    Listo

    Por último, picamos el cilantro y se lo agregamos a la sopa. Recuerden que esta hierba aromática de sabor alimonado, es a la vista muy similar al perejil, aunque mucho más tierna. Por eso se corta solo una vez, sin repasarla, ya que de lo contrario se hace puré. Agregamos el fondo de cocción de los langostinos a la sopa. Y la servimos dentro de los cuencos. Y ya tenemos esta belleza lista para disfrutar, quizás como buen comienzo de una noche romántica.

    anterior
    Pescado Relleno de Mariscos
    siguiente
    Sopa Pho vietnamita

    Deja un comentario