Salsa Criolla Peruana

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

3 ají amarillo pequeños
1 cebolla morada mediana
1 pizca de cilantro
1 lima
un chorro de aceite vegetal
al gusto sal
al gusto pimienta negra

Salsa Criolla Peruana

Cocina:
  • 15 minutos
  • 4 personas
  • Fácil

Ingredientes

Sobre esta receta

 

Un aderezo que funciona como un comodín en la gastronomía peruana. La salsa criolla sirve como acompañamiento y complemento de muchos de sus platos, como el tacu tacu, el arroz con pollo, los emparedados de carne, los tamales, las papas rellenas o las butifarras.

No existe una sola forma de hacerla, pudiendo cambiar el tipo de los chiles que se utilizan o el uso de perejil por el cilantro, con agregado o no de ajo.

Aquí les presento una tradicional, agradable y deliciosa combinación, levemente picante, que seguramente será muy bien soportada por los paladares más acostumbrados a gusto suaves.

Pasos

1
Listo

En este caso utilizaremos 3 ajíes pequeños, aunque si hubiésemos conseguido uno grande, con ese sólo hubiese bastado para hacer nuestra salsa. Los lavamos y les retiramos el pedúnculo. Los partimos al medio y raspando con una cuchara les retiramos los nervios y las semillas. Allí está concentrada la gran mayoría del agente activo que le da su picor.. Luego los lavamos en agua fría, así solo conservarán un leve picor agradable. Si quieren acrecentarlo, solo tienen que rescatar algunas de las semillas, picarlas y agregarlas a la salsa. Una vez realizado este procedimiento lávense bien las manos y ni se les ocurra llevarlas a los ojos o cualquier otra mucosa del cuerpo, porque se les va a irritar.

2
Listo

Luego lo cortamos en una juliana bien finita. A continuación hacemos lo propio con la cebolla morada, tan atractiva para hacer ensaladas y muy utilizada en la gastronomía peruana. El corte también debe ser lo más delgado posible. Una vez cortada, introducimos la cebolla en agua fría con sal durante unos 5 minutos y las revolvemos un par de veces para que se diluya algo de su agresividad. Luego descartamos el agua con un colador y secamos la cebolla con un trapo.

3
Listo

Picamos el cilantro. Recordemos que ésta es una hierba de aspecto similar al perejil, aunque difiere mucho en su sabor, que es más alimonado. Sus hojas son mucho más tiernas, por lo que hay que tener en cuenta que solo pueden cortarse una vez y no se repasan, de lo contrario quedará hecho puré. Así que traten de cortarlo pequeño de entrada.

4
Listo

Colocamos todo en un plato y rociamos con el jugo de una lima o limón sutil, un chorro generoso de aceite y salpimentamos a gusto. Revolvemos todos los ingredientes y ya tenemos nuestra rica salsa.

anterior
Papas Rústicas
siguiente
Varenikes

Deja un comentario