Meat pie Australiano

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla picada muy fina
500 gramos de carne de ternera picada
2 cucharadas de harina de trigo
1 vaso de caldo de carne
1 tarro de salsa de tomate
1 cucharada de salsa Worcestershire
2 cucharadas de perejil picado
al gusto sal
al gusto pimienta negra
1 lámina de Masa de hojaldre
1 lámina de masa quebrada
1 huevo batido
queso Gouda rallado

Meat pie Australiano

Cocina:
    • 40 minutos
    • 8 personas
    • Moderada

    Ingredientes

    Sobre esta receta

    La gastronomía australiana combina los productos y las elaboraciones mayormente británicas con las técnicas y alimentos aborígenes del país más importante del continente oceánico. En la cocina australiana podemos encontrar gran variedad de pescados y mariscos, así como plantas autóctonas que dan gran sabor y originalidad a sus platos. Pero que la lejanía no te impida cocinar sus deliciosos platos.

    El meat pie australiano es un plato bastante popular en todo el continente de Oceanía y consiste en un delicioso pastel de carne elaborado de una manera rápida y sencilla. El meat pie o pastel de carne es ideal para tomarlo como entrante para picar algo antes del plato principal. En el caso de que vayas a hacer un picnic junto a tu familia o amigos, puede elaborarlo sin problema alguno y sorprender gratamente a todos con este pastel de carne australiano. En este caso vamos a hacerlos de manera individual aunque también puedes hacerlo de manera conjunta.

    Descubre cómo hacer un rico pastel de carne australiano, conocido también como Meat Pie Australiano.

    Pasos

    1
    Listo

    En primer lugar tienes que poner un poco de aceite de oliva en una cazuela y calentarlo. Acto seguido debes añadir la cebolla bien picada y dejar unos 5 minutos hasta que se sofría. Pasado el tiempo, agrega la carne picada y con la ayuda de una cuchara de madera ve removiendo durante unos minutos hasta que la misma se dore perfectamente junto con la cebolla.

    2
    Listo

    Una vez se haya dorado todo, añade la harina tamizada y cocina durante un minuto con cuidado de que la misma no se queme. Acto seguido añade la salsa de tomate junto con el caldo de carne y la salsa Worcestershire. Deja cocinar durante unos 10 minutos a la vez que remueves para evitar que la carne se pegue a la cazuela.

    3
    Listo

    Cuando veas como la salsa ha espesado y ha cogido algo de cuerpo, añade un poco de perejil picado junto con la sal y la pimienta negra. Remueve todo durante un par de minutos y aparta del fuego. Deja que se enfríe y precalienta el horno a unos 200 grados. Coge los moldes y engrasa los mismos para evitar que los meat pie se queden pegados.

    4
    Listo

    Acto seguido ve cortando los discos de la masa quebrada para poder forrar las bases de los diferentes moldes. Seguidamente ve poniendo en cada molde un poco de la carne picada que tenías reservada junto con un puñado de queso rallado. Coge un pincel y pinta con huevo batido los bordes de la masa quebrada. A continuación pon una tapa de la lámina de hojaldre a todos los pasteles de carne y empieza a presionar para sellar bien y no se salga la carne picada. Vuelve a coger el pincel para pintar la tapa de cada pastel. Ve repitiendo con los demás pasteles de carne. Coge un cuchillo y haz un par de cortes en la superficie de cada pastel para que se pueda hornear sin problema alguno.

    5
    Listo

    Mete los meat pie o pastel de carne en el horno y deja hornear durante unos 10 minutos a 200 grados. Acto seguido baja la temperatura a unos 180 grados y deja hornear durante unos 20 minutos más. Cuando veas que están perfectamente dorados, puedes sacarlos del horno y dejar enfriar durante unos minutos a temperatura ambiente. Empieza a desmoldar con cuidado de no romperlos y ya puedes disfrutar de unos deliciosos meat pie australianos.

    anterior
    Pollo crocante de plátano 
    siguiente
    Sopa de arroz y huevo

    Deja un comentario