Manté, plato típico de Armenia

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

Para la pasta:
500 gramos de harina de trigo
1 cucharada de sal
4 cucharadas de aceite de oliva
300 mililitros de Agua
Para el relleno:
1/2 cebolla
1 ramillete de perejil
125 gramos de carne de ternera
125 gr de carne de cordero
2 cucharaditas de pasta de tomate
al gusto pimienta negra
Para el manté:
125 gramos de mantequilla
400 mililitros de caldo de pollo

Manté, plato típico de Armenia

Cocina:
  • 45 minutos
  • 8 personas
  • Moderada

Ingredientes

  • Para la pasta:

  • Para el relleno:

  • Para el manté:

Sobre esta receta

La comida armenia es el perfecto ejemplo de cómo la historia influencia las tradiciones culturales de cada tierra. Enriquecida con más de dos mil años de historia, la cocina local de Armenia merece una mención especial en lo más alto las tradiciones culinarias en el mundo.

Tradicionalmente los armenios han cocinado en el fuego con la ayuda de un horno de barro llamado tonir, que se asemeja a un aljibe con fuego en lugar de agua y es allí donde aún se cocinan los panes, el pescado, las carnes, los vegetales, sopas y todo tipo de platillos típicos de Armenia.

Muchos de los platos típicos de Armenia deben su popularidad mundial a los persas y los turcos que, fascinados con su comida, viajaban por tierras propias y ajenas compartiendo sus sabores y sus recetas. El gran número de verdes y de especias (más de 300 tipos distintos) que utilizan en la preparación de sus platillos hipnotizan en forma instantánea a quienes se deleitan con ellos; en tre las especias más populares podemos encontrar: la pimienta, el cilantro, la alholva, la pimienta negra, la menta, el estragón, la albahaca, el tomillo y claro que nunca faltan para dar algo más de sabor el ajo y la cebolla, mientras que en las recetas dulces puedes encontrar canela, cardamomo, clavo de olor, azafrán y vainilla. Sin dudas la comida armenia es un abanico de sabores y tentaciones irresistibles.

una de las especialidades armenias, el Manté, una especie de raviolis abiertos con un buen aspecto y sabor.

Pasos

1
Listo

Colocamos en un bol la harina, la sal, el aceite y el agua. Mezclamos bien.

2
Listo

Cuando este todo unido lo colocamos sobre el banco para amasar. Amasamos y formamos una bola.

3
Listo

Tapamos con un paño y dejamos reposar durante al menos, 15 minutos. Mientras, pelamos las cebollas y las rallamos, picamos el perejil y mezclamos con la carne.

4
Listo

Lo colocamos todo en un bol, añadimos la sal, la pimienta y el concentrado de tomate.

5
Listo

Amasamos para que todo quede bien mezclado y reservamos.

6
Listo

Cortamos la masa en pedazos para que sea más fácil de trabajar.

7
Listo

Estiramos la masa con un rodillo y cortamos cuadrados de 4x4 cm.

8
Listo

Colocamos en cada cuadrito la mezcla de carne y armamos los ravioli dándoles forma de pequeños barquitos.

9
Listo

Embadurnamos una paella que quepa en el horno y comenzamos a colocarlos casi tocándose unos con otros, hasta completar la paella.

10
Listo

Colocamos la mantequilla sobre el manté e introducimos la paella en el horno moderado hasta que se dore la masa.

11
Listo

Rociamos el caldo de pollo sobre el manté y volvemos a introducir la paella en el horno. Cuando se evapore el caldo la retiramos del horno y el manté está listo para servir.

12
Listo

Se suele acompañar con yogurt natural con ajo y Adjapsandal (pisto de verduras), o también con salsa de tomate y ajo. Para gustos, ¡los colores! Sólo nos queda emplatar y disfrutar.

anterior
Sopa de arroz y huevo
siguiente
Chorizos al vino blanco

Deja un comentario