Croquetas de cabrales

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

200 mililitros de aceite de oliva virgen extra
60 gramos de harina de trigo
3 huevos
1/2 litro de leche
50 gramos de mantequilla
30 gramos de nueces
200 gramos de pan rallado
al gusto pimienta negra
120 gramos de queso de Cabrales
al gusto sal

Croquetas de cabrales

  • 60 minutos
  • 4 personas
  • Fácil

Ingredientes

Sobre esta receta

Es un aperitivo o entrante muy rico y muy fácil de hacer.
Las croquetas son porciones de masa hechas con un picadillo ligadas con bechamel, rebozadas después con huevo y
pan rallado que se fríen en abundante aceite. Su forma generalmente es redonda u ovalada.

Las croquetas de cabrales son un primer plato un poco fuerte si eres de los que no les gusta demasiado su sabor.

Pero para los amantes del queso y de este tipo de queso, estáis de suerte, porque son unas croquetas exquisitas y mucho mas si son elaboradas por ti.
Como ya hemos visto en anteriores entradas, los quesos juegan un papel fundamental en muchas de las elaboraciones gastronómicas del Principado de Asturias, bien para ser degustados solos, como acompañante o como protagonista principal de una comida que tenga más ingredientes. Los quesos asturianos gozan de una formidable salud y un excepcional reconocimiento, no solo en el Principado sino también en España e incluso en diferentes rincones del mundo.
Uno de los quesos más conocidos es el de Cabrales, una variedad de queso que está regulada por un Consejo Regulador que verifica que ese producto es de la máxima calidad y cumple con todos los requisitos para considerarse como un auténtico queso de Cabrales, siguiendo las normas que marca la Denominación de Origen Protegida de Cabrales

El queso Cabrales es un queso azul que se elabora con leche de vaca, oveja y cabra, animales que se alimentan de los pastos de montaña. Una vez que el queso se elabora, lo dejan en cuevas naturales para que madure, entre dos y cuatro meses, con una humedad de 90% y entre 8 y 12º C.

Pueden degustarse tal cual, aunque hay personas que las acompañan con un poco de membrillo, no importa, porque teniendo un ingrediente principal tan delicioso, seguro que de cualquier forma que las acompañéis estarán exquisitas.

 

Pasos

1
Listo

Ponemos una sartén al fuego con la mantequilla. Añadimos la harina removiendo unos segundos y vamos añadiendo la leche poco a poco hasta obtener una bechamel poco espesa. Salpimentamos.

2
Listo

A continuación, pelamos y picamos las nueces. Añadimos a la sartén el cabrales en trozos pequeños con las nueces y salpimentamos. Removemos unos segundos y pasamos la mezcla a una fuente extendiendo la masa para que se enfríe.  Una vez fría, la dejamos reposar unas horas en refrigeración.

3
Listo

Pasado un tiempo, formamos las croquetas con la masa, ayudándonos con dos cucharas. Pasamos las croquetas por los huevos batidos y a continuación por el pan rallado.

4
Listo

Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos las croquetas hasta que estén doradas. Las sacamos, dejamos escurrir sobre papel absorbente y las servimos bien calientes.

anterior
Salsa Mery
siguiente
Biche de pescado

Deja un comentario