• Home
  • Cerdo
  • Cochinillo asado al estilo segoviano
Cochinillo asado al estilo segoviano

Comparte esta receta:

o solamente copia y comparte este url

Ingredientes

uno de 3 ó 4 kilogramos cochinillo
sal gruesa
hojas de laurel
aceite de oliva

Cochinillo asado al estilo segoviano

  • 120 minutos
  • 6 personas
  • Moderada

Ingredientes

Sobre esta receta

El cochinillo asado o tostón es una de las recetas de Navidad más típica en las casas españolas. Y es que no hay nada  más agradable que disfrutar de una charla familiar mientras el cochinillo se dora en el horno desprendiendo su aroma por toda la casa…

Y aunque siempre se ha dicho que la carne de cerdo era poco recomendable, recientes estudios han demostrado que no sólo es una carne tan buena como las demás sino que además su grasa es rica en ácidos grasos monoinsaturados del tipo ácido oleico, es decir, y para entendernos, a pesar de que se pensaba lo contrario parece que reducen el colesterol malo y aumentan el bueno.

Desmitificada pues la mala fama que tenía esta carne vamos a disfrutar sin remordimientos de esta receta especialmente pensada para Navidad, cochinillo asado al estilo segoviano…

El cochinillo de Segovia es un alimento de la provincia de Segovia que fue catalogado por la Junta de Castilla y León en el año 2002 dentro de la categoría de Marca de Garantía, siendo su Consejo Regulador la «Asociación para la Promoción del Cochinillo de Segovia».

El ámbito geográfico de esta identidad se resume únicamente a la provincia de Segovia, y los animales son criados en granjas específicas dedicadas íntegramente a la producción del cochinillo protegido. Las características que comprende este alimento, y que hacen que sea diferenciado del resto de platos similares castellanos o leoneses, son la alimentación de las madres, su peso, que oscila entre los 4,5 kg y los 6,5 kg, y su edad, que no debe exceder de tres semanas. Solo se comercializan animales enteros, su color externo es blanco y el interno rosado, y deberá estar siempre señalizado en una oreja con su respectiva etiqueta azul y en la otra con la de Marca de Garantía.

 

 

Pasos

1
Listo

Se precalienta el horno a 180ºC, y en una bandeja se ponen unos palitos para separarla del fondo, encima se pone el cochinillo abierto en forma de libro con la piel hacia arriba, por encima sal gorda y en el fondo de la bandeja 1/2 litro de agua y una hoja de laurel. El agua no debe tocar el cochinillo. Se mete al horno una hora y media para 3 kg. aproximadamente.

2
Listo

Se saca del horno y se frota con aceite de oliva volviéndolo a meter en el horno con aluminio en las patas y las orejas, hasta que esté dorado y crujiente (aprox. 1 hora). Se sirve en la misma fuente adornado con patatitas horneadas.

3
Listo

Algunos trucos para que el cochinillo asado salga más crujiente:

Introducimos el cochinillo en un cubo con agua muy fría y dentro del frigorífico a poder ser y lo tendremos en su interior durante un mínimo de cuatro horas.
La piel siempre la pondremos hacia arriba para que se dore la corteza, así que no de daremos ninguna vuelta dentro del horno.
Cuando vemos que no le falta mucho por el color, subimos un poco el fuego hasta 200º C para que la corteza salga crujiente y dorada.

anterior
Tartiflette 
siguiente
Judías verdes con sofrito de tomate

Deja un comentario